Una temporada en el purgatorio

    Dicen las malas lenguas y las oficiales, pues incluso El País se hace eco de esta noticia para reseñar la novela, que los personajes de Una temporada en el purgatorio son un trasunto de los Kennedy. 
    Dicen que este libro encierra una historia real: el asesinato sin resolver de una chica de 15 años, Martha Moxley, en 1975. El sospechoso fue su vecino Tommy Skakel, primo de los Kennedy, que había pasado la noche anterior flirteando con ella. El caso de Martha languideció entre las presiones de una familia rica, con contactos en todos los ámbitos.
    Dicen también esas lenguas que Dominick Dunne, autor de esta novela, sensibilizado por el asesinato de su propia hija y conocedor del entorno en el que se movía este tipo de gente por su propia pertenencia a este grupo social, fue el que ayudó a reabrir un caso que había sido abandonado.
      Son cábalas, suposiciones o hechos probados, no lo sé. Lo que sí sé es que esta novela es imprescindible. Me lo he pasado tan bien leyéndola que merece un lugar en mi estantería, junto a sus compañeros de @librosdelasteroride.Sin peloteo, esta editorial no tiene desperdicio.
      Y es que esta novela es un novelón, de los que rascan horas de sueño y de sofá. No hay un solo personaje que no me haya atrapado: Constant, Harrison, Kitt, Gerard, Grace...Incluso aquellos que ocupan un lugar secundario tienen interés.
     Los Bradley son nuevos ricos, pero ricos riquísimos. La alta sociedad americana no quiere saber nada con estos advenedizos pero a la fuerza tendrá que tragarse su orgullo y convivir con ellos, porque ya se sabe que, habiendo dinero...Todo gira en torno a esta familia. Gerard, el patriarca, gobierna con mano férrea las vidas de sus hijos, decidiendo por ellos, allanándoles el futuro, volcando en ellos sus deseos de triunfo, a costa de lo que sea. La madre, Grace, vive obsesionada con su estatus, con sus obras de caridad, con sus relaciones con la Iglesia. Personalmente, la he aborrecido y y las ganas de abofetearla han ido en aumento a medida que avanzaba la trama (mérito de su autor, que ha creado un personaje así)
     La novela comienza con Harrison Burns, escritor de renombre y antiguo amigo de la familia, ante un juicio mediático: se acusa a Constant Bradley, el que fuera su amigo de juventud, del asesinato de una joven de 15 años dos décadas antes.       En tres partes que se corresponden con tres momentos distintos de sus
vidas, se nos presenta a esta familia y la vida de los americanos de clase alta. 
    Sexo, alcohol, mentiras, infidelidades, mafia, lujo en cantidades industriales. Todo eso y más es Una temporada en el purgatorio. Leyendo esta novela me he recordado hace años, viendo series como Dinastía o Falcón Crest.
     Si Las dos señoras Grenville ya me había gustado, esta novela confirma que me encanta cómo escribía este hombre y que ojalá @librosdelasteroide publique alguna más de sus obras.
    Disfrútenla, que se deja. 

Comentarios

  1. "Libros del Asteroide" cuenta con mi eterna simpatía sólo por haber publicado la obra completa de Robertson Davies, el nunca-suficientemente-ponderado novelista canadiense.

    Hablando de Dunne, puedo confirmar la excelencia de "Las dos señoras Grenville", pero "Una temporada..." se me ha caído de las manos (de momento) por culpa del precio. Joder, qué caro es atesorar libros !!!!!

    ResponderEliminar
  2. Algunos se disparan un poco, la verdad. A mí en este caso me lo trajeron Sus Majestades, lo que no está nada mal.
    ¿Con qué empiezo de Davies? Porque siempre queda en espera, el pobre hombre, y nunca encuentro momento para él, aunque sólo oigo bondades de sus libros.
    Porque atesorar libros es caro, pero ¿y qué me dices del tiempo? Ese es tan escaso...

    ResponderEliminar
  3. Qué atentos, Felipe y Letizia !!!!!

    De Robertson Davies empieza por la novela que más rabia te dé (hombre, siempre que sea la primera de una de las trilogías) y ya cogerás carrerilla.

    ResponderEliminar
  4. 😂 Reconocen a una igual y la miman,que para sangre real, la mía.

    ResponderEliminar
  5. Me lo acabo de comprar, no he podido resistirme y por una vez (yo compro compulsivamente) he mirado el precio antes. Ya os diré.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo cuentes, pero yo también lo he comprado. Y, aunque no la conozco mucho, ya le he dicho a esta tal Colorines que rece para que me guste...

      Eliminar
    2. ja,ja,ja qué bueno, ya comentaremos la jugada

      Eliminar
  6. Ay, Bea! Qué presión! Haz caso de todo lo que recomiende el señor Concheso, que no lee libros: devora. Y es sibarita, aquí donde lo ves.

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

La Campera

SOLO

La dote y el ajuar